Curso de jabón 2: aceites esenciales y fragancias

En esta segunda entrega de Curso de jabón hablamos sobre los aceites esenciales y fragancias, diferencia entre ellos, cuándo añadirlos al jabón, etc.

  En primer lugar es conveniente saber que los aceites esenciales se extraen de las plantas, ya sea de las flores, hojas o tallos. Es un producto natural que además de aportar aroma al jabón aportará las propiedades que tenga el aceite esencial en cuestión. Las fragancias son sintéticas, aportan olor pero no tienen propiedades beneficiosas para la piel.

 Según el aroma de los aceites esenciales los podemos clasificar en:

  • Notas altas: es el aroma que primero se percibe en una mezcla pero el que se volatiliza con más rapidez. En este grupo estarían los cítricos, eucalipto, comino, palo de rosa.
  • Notas medias: este aroma es el que se nota después de las notas altas y perduran más que éstas. Aquí estarían azahar, lavanda, clavo, salvia, cilantro, nuez moscada, geranio. Son el cuerpo del aroma.
  • Notas bajas: este aroma sería el fondo que dejan los aromas. Vetiver, incienso, mirra, pachuli. Ayudan a fijar las dos notas anteriores.

No os preocupéis si no sabéis la nota de algún aceite esencial, lo normal es que cuando vais a comprarlos en la descripción del producto ponga si es nota alta, media o baja.

 Esto es importante tenerlo en cuenta a la hora de mezclar aceites esenciales, ya que puede salir muy bien, un olor muy bueno o muy mal y no gustarte nada el olor de tu jabón.

 A la hora de mezclarlos si no sabéis que cantidad poner de cada uno para que la mezcla salga medianamente bien podéis seguir estos porcentajes:

  • 30% de notas altas
  • 50% de notas medias
  • 20% de notas bajas
  • 5%-10% (sobre la cantidad de aaee) de tintura de benjuí

La tintura de benjuí se usa en mezclas de aaee para fijar los aromas.

 En cuanto a la cantidad de aaee que hay que añadir al jabón para que tenga un aroma intenso y duradero es entre el 4% y 5% del peso total de la fórmula.

 Si vamos a trabajar con fragancias, la cantidad que hay que añadir al jabón que sería entre un 2,5% y un 4% del peso total del jabón. Jugaremos con este intervalo según la fragancia sea más o menos intensa. Tenéis que tener mucho cuidado con las fragancias puesto que aceleran la traza, quizás no todas, pero en su gran mayoría sí. Si no sabéis qué significa acelerar la traza es que se pone dura muy rápido y no se puede trabajar con ella. Si no estáis familiarizados con las fragancias os recomiendo que al principio hagáis el jabón de un solo color, ya que si dividís la traza en varias partes para hacer colores y se os acelera la traza no podréis trabajar con ella y hacer lo que teníais pensado. Con la práctica y el uso de diferentes fragancias sabréis con cuáles podéis hacer “dibujitos” con diferentes colores y con cuáles tendréis que dejar el jabón de un solo color.

 El momento de añadir tanto los aaee como las fragancias siempre es al final, cuando ya hemos añadido los aditivos (si es que vamos a añadir) al jabón y mezclados los colorantes (si es que vamos a hacer colores), entonces echamos la fragancia/aaee. Si tenemos varias jarras con varios colores echaremos un poquito de los aaee en cada jarra y removemos cada uno con una cuchara.

Por último os dejo enlaces directos a varias webs donde podéis comprar aceites esenciales y fragancias:

Os dejo el vídeo donde lo explico todo:

 

2 comments

Deja un comentario